Vacaciones post confinamiento
14 julio, 2020
0

¿Cuál es el medio de transporte más recomendable? ¿Habrá todo incluido en los hoteles? ¿Qué tipo de seguro de viaje es el más adecuado? Finalizado el estado de alarma en España y recién estrenado el verano, esto es todo lo que necesitas saber sobre viajes, ocio y turismo si estás planeando una escapada.

¿Debería cancelar unas vacaciones planeadas en julio, agosto o septiembre?

Depende del destino. El coronavirus está ahora mismo muy activo en América: Estados Unidos es el país del mundo con más muertes por la covid-19; Brasil, epicentro del foco en Latinoamérica, está en el tercer puesto, y México, en claro ascenso. También crece en el sur de Asia y África no es el continente más golpeado, pero parece que la pandemia se acelera y los sistemas de salud de la mayoría de sus países son muy frágiles. Si has contratado tus vacaciones con una agencia, consulta con ella hasta la más mínima duda sobre la situación de tu destino. Ten en cuenta que algunos países han abierto fronteras pero obligan a una cuarentena de dos semanas a los viajeros.

¿Hace falta viajar con algún tipo de certificado que acredite que vamos a un destino a hacer turismo para moverse entre comunidades autónomas?

El 21 de junio terminó el estado de alarma y a partir de ese día están permitidos los traslados por el territorio español, libremente, sin cortapisas ni necesidad de presentar ningún tipo de certificado que acredite dónde o para qué viajamos. Es más, desde esa fecha ya se pueden visitar también aquellas zonas que no hayan completado la desescalada. Se podrán confinar, puntualmente, territorios concretos si las autoridades sanitarias determinan que existe un riesgo, pero no se echará el cierre a comunidades autónomas enteras.

¿Es mejor quedarse en España o viajar por Europa?

Esta pregunta no tiene una respuesta objetiva: dependerá de lo confortable que se sienta cada viajero traspasando (o no) fronteras en estos tiempos inciertos. Las escapadas domésticas tienen dos ventajas evidentes. La primera es que suponen trayectos más cortos, en los que evitar el avión, el tren, el barco o cualquier otro medio de transporte que implique proximidad con desconocidos. La segunda es que resultará más fácil volver a casa ante el más mínimo contratiempo. Según datos del portal Milanuncios, las búsquedas de planes y opciones alternativas para realizar turismo nacional han aumentado en un 25% respecto al año pasado.

Pero hay destinos en el Viejo Continente que lucen bajas tasas de contagios. La organización European Best Destinations ha buscado las playas más seguras de Europa atendiendo a criterios de bajos índices de contagio, tamaño, metros cuadrados por persona disponibles o cercanía a hospitales sin saturar. Las ha encontrado en Grecia, Madeira, el Alentejo y el Algarve portugués, la península de Hel en Polonia, Malta, Letonia, Lituania o en la isla alemana de Rügen. También ha seleccionado los destinos más seguros: aquellos que se han visto menos afectados por el virus, han implementado protocolos de higiene y desinfección y tienen una buena infraestructura hospitalaria. En esa lista ha añadido a Tbilisi y Batumi (Georgia), Cavtat, Zagreb y Rijeka (Croacia), las Azores (Portugal), Oradea y Sibiu (Rumania), Kotor (Montenegro), Varsovia y Gdansk (Polonia), Viena (Austria), Bohinj (Eslovenia), Vilnius (Lituania), Riga (Letonia) y la taiga, en Finlandia.

 

¿Qué países permanecen cerrados a los turistas extranjeros?

Sudáfrica ha anunciado que no aceptará turistas internacionales hasta 2021; Sri Lanka abrirá sus aeropuertos en agosto, con restricciones (los visitantes tendrán que alojarse en los hoteles señalados en la web de turismo del país asiático, y hacerse una prueba PCR 72 horas antes de volar, o someterse a una a su llegada), y Argentina ha cerrado los vuelos comerciales hasta septiembre. En general, aquellos países a los que está tocando la tercera ola de la pandemia aún no han determinado cuándo reabrirán sus fronteras. Las del espacio Schengen (26 países europeos) se abrieron a la vez el 21 de junio (y ya no hay necesidad de guardar cuarentena). Pero conviene comprobar las particularidades de cada país antes de viajar a él. Grecia, por ejemplo, realizará pruebas de coronavirus a todos los pasajeros que lleguen desde España, Italia y Países Bajos.

¿Habrá algún tipo de pasaporte sanitario que especifique si se ha pasado o no el virus?

Cuando se descubra una vacuna, el viajero podrá certificar que se la ha puesto y es inmune al coronavirus, quizás de manera telemática, a la hora de hacer la reserva. Sería la versión digital de la cartilla de vacunación amarilla que existe desde hace 30 años, y que algunos países exigen para poder entrar en su territorio. Pero todavía no hay vacuna, y la Organización Mundial de la Salud rechaza el pasaporte inmunitario (uno que diga que una persona ha pasado o no el virus) porque no existen evidencias científicas del riesgo de una segunda infección: los test que detectan los anticuerpos tampoco son totalmente fiables y además plantea problemas de privacidad, e incluso de discriminación.

Otra cosa son los llamados contact tracing o rastreos de contacto, medida que defiende, entre otros, el Consejo Mundial del Viaje y el Turismo (WTTC, según sus siglas en inglés) y que consiste en una aplicación que permite saber, a través del móvil, y de manera anónima, que alguien con quien haya estado en contacto en los últimos 15 días ha dado positivo en covid-19.

¿Qué tipo de viajes son los más recomendados?

Aquellos que impliquen aire libre, espacios abiertos y poca masificación. El ecoturismo, el turismo activo, de naturaleza, que viaja en bicicleta, coche o en autocaravana y se va a dormir a una casa rural de alquiler íntegro (no compartida con otros huéspedes). La oferta y la demanda de casas rurales ha crecido en torno al 300% en los primeros días de junio de 2020 respecto a 2019; la demanda de autocaravanas ha aumentado un 30% en comparación con el año pasado, mientras que la de furgonetas camperizadas ha alcanzado el 60%, hasta el punto de que la palabra “camper” ha sido la tercera más buscada en la categoría de motor durante el mes de mayo.

¿Hay un medio de transporte en el que sea más seguro viajar?

El vehículo particular, ocupado por las personas que convivieron en un mismo domicilio durante el confinamiento. En cualquier caso, conviene extremar la limpieza, sobre todo en zonas de mayor riesgo (porque las tocamos más) como retrovisores, mandos de la radio o de la pantalla táctil, volante, contacto, llave, palanca de cambios y freno de mano, botón, rueda y rejilla del climatizador, ajuste de posición del asiento y ventanillas, o cinturón de seguridad.

¿Han tomado aviones, trenes y barcos medidas adicionales?

Tanto aviones como trenes pueden ir al 100% de ocupación. En el avión, los geles hidroalcohólicos estarán a la orden del día; los protocolos de desinfección se intensificarán, se eliminarán la mayoría de los servicios a bordo y el personal de vuelo se someterá a test y llevará mascarillas. Las aerolíneas, además, recuerdan a los pasajeros que también han de usarlas durante el vuelo, y que deben traerlas de casa. Renfe incluye entre sus medidas de limpieza la desinfección “cuidadosa” de las zonas de contacto, la sustitución de los reposacabezas de todos los asientos antes de cada viaje o el incremento de la tasa de ventilación en el interior de los coches. Adif ha hecho lo propio en las estaciones. En AVE y larga distancia se suprimen los servicios de restauración y no se reparte prensa ni auriculares. Al igual que hacen las aerolíneas y Renfe, Puertos del Estado recomienda comprar el billete y sacar la tarjeta de embarque por Internet, y pagar mediante tarjeta; contempla la llegada escalonada de los pasajeros y el control de aforo en las instalaciones portuarias.

¿Se ha incrementado el tiempo de antelación con el que se tiene que llegar al aeropuerto?

No tiene por qué, dice WTTC. Y confirma, desde su experiencia, TUI, el turoperador que llevó, el pasado 15 de junio, a un grupo de turistas alemanes a Palma de Mallorca: citó a sus pasajeros en el aeropuerto de Düsseldorf dos horas antes de la salida del vuelo, como siempre —“No tienen tanta experiencia como los viajeros frecuentes”, argumenta la antelación—, y no tuvo que cambiar ningún procedimiento. Aunque se suman controles sanitarios a los de seguridad ya existentes, la tecnología aligera procesos (como hacer el check-in online y llevar la tarjeta de embarque en el móvil). Y si por un lado el mantenimiento de la distancia física hará más largas las colas, por el otro se da por hecho que, al menos este verano, habrá menos pasajeros en los aeropuertos. A la espera de cómo se implementen en España las recomendaciones de la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA, según sus siglas en inglés), las aerolíneas y la propia Aena remiten a la tarjeta de embarque, donde se indica por escrito la hora recomendada para que se puedan realizar los procesos necesarios en el aeropuerto.

¿Se puede llevar gel hidroalcohólico en el equipaje de mano?

La normativa de la Unión Europea sobre el transporte de líquidos en el equipaje de mano sigue vigente, por lo que solo se puede transportar gel hidroalcohólico en envases individuales de no más de 100 mililitros.

¿Qué tipo de seguro de viaje es el más adecuado para contratar?

Lo más recomendable es contratar uno que incluya entre sus nuevas coberturas la situación actual del coronavirus. Algunas aseguradoras han eliminado la covid-19 de entre sus exclusiones, incluyéndola y tratándola como una enfermedad más, por lo que sí estaría cubierta. Dependiendo de la compañía, el seguro cubriría una hipotética anulación del viaje principalmente por dos causas: contagio confirmado vía test PCR y fallecimiento de un familiar a causa del coronavirus. También estaría cubierto el abono de los gastos médicos, quirúrgicos, farmacéuticos y de hospitalización derivados (hasta el límite establecido en las condiciones particulares), pérdida de un transporte y, en última instancia, repatriación.

¿Qué es lo más importante a tener en cuenta a la hora de hacer una reserva?

Las condiciones de cancelación. El cliente ha de asegurarse de que podrá recuperar su dinero si hay algún tipo de problema, y prestar atención a la letra pequeña de los contratos, en particular, a las posibles penalizaciones en caso de no realizar el viaje. Aquí la OCU recomienda pagar por adelantado lo mínimo posible y escoger entre aquellos servicios que tienen condiciones de cancelación gratuitas o más favorables. Cuidado también con el seguro de cancelación: la mayoría solo contempla la devolución del importe cuando el consumidor no puede viajar por razones médicas, lo que no podría aplicarse en caso de problemas derivados del coronavirus.

¿Los hoteles y los apartamentos turísticos tienen las mismas normas de limpieza? ¿Son las mismas en España y en Europa?

En España, las normas de limpieza son las mismas para hoteles y para apartamentos turísticos. De hecho, el BOE habla de “alojamientos turísticos” sin distinguir entre tipologías. Sí hay directrices y recomendaciones del Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE) específicas para balnearios, campings, alojamientos rurales, albergues u hostels… y “hoteles y apartamentos turísticos”, así, bajo un único epígrafe.

No existe un modus operandi consensuado para toda la Unión Europea, aunque la idea se puso encima de la mesa y, de haber salido adelante, muy posiblemente se habría tomado como referencia el trabajo hecho por España. Al final, cada estado miembro de la UE ha dispuesto sus propias medidas, e incluso hay países que no han establecido ninguna de carácter general. Airbnb ofrece a sus anfitriones en todo el mundo una directriz propia de limpieza.

¿Cuánto tiempo tiene que pasar desde que se hayan ido los huéspedes anteriores para que una habitación o apartamento sea seguro?

Ninguno, si la limpieza y desinfección se han realizado adecuadamente. Aunque también hay que decir que nadie puede garantizar que un espacio sea 100% seguro. Al principio de la pandemia hubo estudios que determinaron, en el laboratorio, que el virus podía vivir unos dos días en el ambiente, dependiendo del tipo de superficie al que se hubiera fijado (plástico, metal, aluminio). Eso ha podido llevar al error de pensar que, una vez que un huésped se ha marchado de su habitación y esta se ha limpiado, aún hay que esperar 48 horas más para ofrecérsela al siguiente.

¿Habrá todo incluido en los hoteles?

Sí. El todo incluido tenía la gran duda de qué iba a pasar con el bufé, pero una vez que se ha resuelto (con bufés asistidos, porciones más individuales, establecimiento de turnos, más protagonismo del show-cooking o cocina en directo…) nada impide que se ofrezca. Otra cosa será la demanda que tenga, que estará directamente relacionada con los miedos que traigan consigo los propios huéspedes. Si el alojamiento se encuentra en una zona natural, con mucho espacio al aire libre, quizás el cliente se sienta más seguro fuera que dentro; y al contrario, si está en una zona turística con mucha masificación, a lo mejor prefiere pasar más tiempo dentro, disfrutando de las instalaciones de ocio, deportivas o del servicio de animación del hotel.

¿Se podrá disfrutar de las piscinas y spas en hoteles y campings?

Sí. De hecho se puede desde la fase 2, al 30% del aforo. El agua de una piscina, bien tratada, es desinfectante. El problema es una posible aglomeración fuera, en la zona de las tumbonas. A partir de la fase 3, y ya en la nueva normalidad, son las comunidades autónomas las que determinan el aforo máximo permitido en sus zonas de baño (al igual que en los bares o en los restaurantes). “Todas las piscinas van a ser de lujo”, subraya Álvaro Carrillo, director general del Instituto Tecnológico Hotelero (ITH), refiriéndose a los dos metros de distancia de seguridad y a los cuatro metros de espacio personal que fija el ICTE en sus recomendaciones. Aunque habrá que ver si los reduce a 1,5 metros, que es la distancia interpersonal de seguridad que el Gobierno ha establecido finalmente en la nueva normalidad.

¿Es seguro dormir en un hostal con habitaciones compartidas con huéspedes desconocidos?

Es seguro siempre que se cumplan las recomendaciones que el ICTE ha elaborado para el sector, y que incluyen, por ejemplo, que las camas estén dispuestas de tal forma que entre cabeza y cabeza de cada huésped haya dos metros de distancia como mínimo. Dentro de la habitación, los clientes deberán guardar la distancia de seguridad y/o llevar mascarilla, cada uno se hará su propia cama (con ropa que el alojamiento dará directa e individualmente, después de haberla limpiado convenientemente tras la salida del anterior huésped) y no tocará la de los demás. Los zapatos habrán de guardarse fuera de la habitación.

El espíritu de viajar y disfrutar de lo que nos ofrece nuestro planeta sigue estando ahí, sólo es necesario seguir unas normas de precaución y sobre todo equiparse de la mejor forma, y para nuestros viajes nada mejor que nuestras mochilas de Tandem y Sportandem.