Destino: ¡nieve!
10 febrero, 2020
0
  1. Grandvalira (Andorra)

Grandvalira es una estación de esquí muy grande que tiene 6 sectores, todos enlazados entre sí. Los sectores son: Encamp, Canillo, El Tarter, Soldeu, Grau Roig y Pas de la Casa. Si queréis alojaros cerca de los puntos de entrada podéis alojaros en los pueblos de Encamp y Pas de la Casa.

En Grandvalira puedes practicar multitud de actividades, como por ejemplo, excursiones con raquetas, paseos en trineos tirados por perros, pasear en moto de nieve, tubbing, tirolina, snow, esquí, etc. Además, podrás disfrutar de actividades de aventura en el Grandvalira Mountain Park en el sector de Grau Roig y el GrandvaliraOutdoor Center en el sector de El Tarter.

  1. Courmayeur, Valle de Aosta (Italia)

Situada en la cara italiana del Mont Blanc, la estación de esquí de Courmayeur es un lugar ideal para practicar todo tipo de deportes de nieve. La estación cuenta con 29 pistas de esquí, incluyendo 4 negras, y su pico más alto esquiable se encuentra a 2.256 metros de altitud. Sin duda alguna, es una de las estaciones más bonitas que se pueden encontrar.

Al estar situada en el Mont Blanc, es posible subir a lo alto de la montaña mediante telecabina para llegar al punto donde coinciden las fronteras de Italia y Francia (por supuesto, es imprescindible hacerse la foto con una pierna en cada país una vez allí). Además, en este entorno tan privilegiado se puede contratar algún guía que te lleve fuera de pista a hacer rutas increíbles a través de la montaña. Courmayeur en el Valle de Aosta es uno de los mejores viajes a la nieve que puedes hacer.

  1. Abodi-Irati, Navarra (España)

Situada en el encantador valle de Salazar (Navarra) y muy cerca de la conocida selva de Irati, se encuentra la estación de esquí de fondo Abodi.

La estación tiene un edificio central donde podemos alquilar esquís o raquetas. Cuenta con un bar-cafetería donde tomar un tentempié y un amplio aparcamiento situado unos 100m antes de llegar. Este paraíso del esquí nórdico dispone de unos 22km de pistas esquiables y además forma parte del Nordic 6, un gran espacio formado por seis centros de esquí de fondo de Navarra, Aragón y Francia.

Si Abodi es un destino de nieve para niños, Otsagabia es igualmente una localidad ideal para visitar en familia. Ser quizá el mejor ejemplo de arquitectura típica del Pirineo navarro lo ha llevado a estar considerado como una de las siete maravillas rurales. Los más pequeños disfrutarán visitando su Centro de Interpretación de la Naturaleza o la misteriosa ermita Nuestra Señora de Muskilda.

  1. Isla de Kvaløya, Tromsø (Noruega)

Esta isla se encuentra inmersa en un paraíso de fiordos donde puedes esquiar con vistas directas al mar, a los grandes valles acuáticos noruegos. Llegar de Tromso a Kvaløya es sencillo, bastan con 25 minutos en coche, aunque una buena opción también es alojarse en la propia Kvaløya.

Los picos esquiables no alcanzan grandes alturas, como son el  Buren, con 802 m., y el  Storsteinnestinden, con 1.017 m., pero hay que contar con que en algunas se parte desde el nivel del mar.

Aparte de esquí, en el área se pueden realizar otras actividades invernales como caminatas en raquetas de nieve o rutas en moto de nieve.

Tromsø, por su parte, tiene varios museos, restaurantes y locales para disfrutar de ocio nocturno. Pero si hay algo que realmente diferencia esta zona de otras, es lo que ocurre durante las noches de invierno: las luces del norte o auroras boreales. Así, puedes esquiar por la mañana, visitar un museo y beber una cerveza por la tarde y flipar con la luz verde alienígena de la aurora boreal por la noche.

  1. Piau-Engaly, Midi-Pyrénées (Francia)

Piau-Engaly, en el Pirineo francés, es perfecto para disfrutar de unas vacaciones en la nieve. Situada en la región de Piau-Sobrarbe,  cuenta con un dominio esquiable de 60km para todos los niveles, con una pista azul única que discurre desde la cima de la estación hasta la base.

Si buscas destinos de nieve para niños, esta estación cuenta con servicios únicos como la guardería “casa de Tito”, el Spa “Balneo”, el “jardín de nieve” para los más pequeños y una zona con restaurantes, tiendas de material y de alquiler, supermercado e incluso una farmacia. Otro plus es la variada oferta de actividades de naturaleza en la zona como buceo bajo hielo, escalada en hielo, paseos en trineos tirados por perros y excursiones con raquetas de nieve.

  1. Alpes Suizos

El destino perfecto para aprender a esquiar y disfrutar de unas vacaciones en la nieve junto a la familia seguramente es los Alpes Suizos.

Además de esquiar, los Alpes Suizos son perfectos para disfrutar en familia de diferentes actividades como el hiking. Este destino es ideal para personas que buscan un lugar lleno de aventura y diversión, pero donde también puedan encontrar tranquilidad y estar relajados.Los Alpes Suizos son un buen destino de nieve para niños.

  1. Sierra Nevada, Granada (España)

¿Buscas la estación de esquí con mejor tiempo de España, a 90 km. de la costa, a media hora de una de las ciudades más bonitas del mundo y donde mejor se tapea y encima poder alojarte a pie de pista? Te proponemos viajar a Sierra Nevada con niños y en autocaravana.

Si sois varios miembros en la familia, gastaréis lo mismo que si os alojáis en un hotel o un apartamento, con la diferencia de que el coche y la casa son uno.

Además de aparcamiento propio para este tipo de vehículos, Sierra Nevada cuenta con una excelente infraestructura para que los más pequeños puedan disfrutar de la nieve.

Sorprende a tus hijos con un fin de semana en la nieve que nunca olvidarán. Y seguro que tú tampoco.